Ordena tus finanzas y mejora tus relaciones, por Erika Michael - Alternativa Emprender
17147
post-template-default,single,single-post,postid-17147,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Ordena tus finanzas y mejora tus relaciones, por Erika Michael

Erika Michael es trabajadora social y comunicadora, especialista en relaciones saludables. Autora el libro Hablemos de las Relaciones Saludables y del blog tusrelaciones.com.

Soy del grupo de aquellos a los que no nos faltó el amor y el cuidado de nuestros padres, pero que tuvimos que aprender a estirar hasta el último euro como fuera posible. Mi madre solía decirme (y a veces todavía lo hace): “Erika, cuando no se puede, no se puede”. Nunca sabré cómo lo logró ella, pero sacó dos hijas adelante sola con un trabajo donde cobraba el mínimo. El dinero no nos sobraba, pero siempre alcanzó.

Cuando decidí asumir mis responsabilidades de mujer adulta y dejar el “nido de mami”, planifiqué (o al menos eso pensé) mis finanzas para poder alquilar un apartamento. Tenía trabajo, así que no debía ser muy complicado. Un poco en contra de la voluntad de mi madre, que como todas siempre nos quieren cuidar, me fui. Los primeros meses el dinero alcanzó. Pero luego, vi cómo todos mis ahorros desaparecían de la cuenta. Noté que había muchos gastos que no estaban en mi plan inicial. Comencé a tomar prestado de mis amigos, quienes siempre estuvieron dispuestos a ayudarme, porque no tenía oportunidad de solicitar un préstamo a un banco. Pasaba noches inquieta sin dormir, pensando cómo pagaría el próximo mes. Y para colmo, me quedé sin trabajo. Conseguí estirar un poco lo que me quedaba para finalizar el contrato de renta del apartamento, pero no fue suficiente. Tuve que entregarlo, cansada, triste, frustrada y avergonzada. Y comenzar una vez más.

Imagina pasar por una situación como esta, pero con tu pareja. Es muy difícil manejar tus emociones como individuo, tan solo imagina cuán fuerte debe ser enfrentar tus emociones, más las de tu pareja viviendo una misma frustración de ver su sueño derrumbarse. Mi consejo siempre es hablar, la comunicación tiene el poder de cambiar las cosas. Pero más que todo, que desde solteros nos enfrentemos a nuestra realidad económica. Solía ver otros compañeros que vivían bien y me preguntaba cómo lo hacían. Algunos de ellos tenían ingresos más altos que los míos; otros ganaban una cantidad similar a la mía, pero ellos contaban un Mapa de Presupuesto diseñado, el cual seguían de manera responsable. Así que decidí crear uno para mí, siendo honesta con mis ingresos y gastos.

Aprendí a rendir cuentas. Elegí personas de confianza a quienes hablarle sobre mi mapa y su progreso. Si tienes pareja, esa debe ser tu primera persona de confianza, pues ya no eres tú solamente; ambos están construyendo un camino juntos. Valida su opinión y sus ideas.

Si el dinero no está rindiendo como esperaban, deben comunicarlo. A veces lo ocultamos para poder minimizar la carga del otro, pero al hacerlo, le restas la oportunidad de aportar para mejorarlo o cambiar la estrategia de tu plan financiero.

El dinero que no tienen, no existe, así que no hagan planes con él. Manejen sus finanzas a partir de sus ingresos reales, y trabajen fuerte para lograr los ingresos anhelados.

No se trata de ser millonarios, se trata de establecer mapas para guiar sus emprendimientos y sus relaciones a un mejor nivel. Que a fin de cuentas, los emprendimientos y las relaciones son el complemento para llevar una vida exitosa.

Colaborador
colaboraciones@alternativaemprender.com
No Comments

Post A Comment